jueves, 29 de marzo de 2018

Júpiter / Zeus: amo del cielo otoñal


Hay cosas discutibles: si el Otoño es o no la mejor de las estaciones; si el cielo del Este es el más apropiado para contemplar astros... Hoy creo que sí. Quienes pueden gozar de la vista Este pueden disfrutar de la danza cósmica que despliegan Júpiter y sus lunas.  Basta con un telescopio pequeño y la paciencia o devoción suficientes como para mirar por el objetivo cada, digamos, una hora, para ver a la inquieta Io separarse de Europa y correr hacia el Planeta de las franjas paralelas...



 
También a simple vista hay motivos para permanecer extasiados en el balcón o la terraza. La noche temprana nos muestra al majestuoso Escorpión emergiendo desde los confines del cielo y fijando su mirada en Zeus-Júpiter. que se cobija en el territorio de Libra.

viernes, 13 de enero de 2017

Hace un par de meses, la Luna era la estrella del firmamento. Se hablaba de una "superluna"... ¿Alguien vio salir a la Luna, hoy? Hermosa, gigante, cautivante...y sin prensa.

martes, 13 de diciembre de 2016

Afrodita en el corazón de Capricornio...

No hay planeta más brillante que Venus. No hay diosa más fascinante que Afrodita.
No hay signo más jodido para el amor que Capricornio.
Afrodita, en el corazón de la cabra, todo un acontecimiento.
Y no se trata de astrología, claro. Sino de ficción. No de verdad, sino de sentido...

jueves, 8 de diciembre de 2016

Venus y Capricornio

La cabra mira, de frente, a Afrodita. ¿Con ternura?¿Con deseo?¿Con temor? Parece olfatearla, prepararse para degustarla (¿para devorarla?) Quién sabe...

jueves, 24 de noviembre de 2016

Marte en el corazón de Capricornio

En estas noches se puede ver a Marte justo en el corazón de Capricornio. Si, como algunos dicen, Capricornio es el catasterismo de Amaltea, la cabra que cuidó de Zeus en su infancia, podríamos pensar que se trata de una constelación hospitalaria, acogedora, solidaria. Poco parece tener que ver Marte/Ares, el guerrero, con el carácter de Amaltea. Pero no viene mal recordar que la cabra era también un animal feroz. Tanto que, una vez muerta, Zeus utilizó su piel como escudo, la célebre Égida, que luego legara a Atenea.
Algo sé de los capricornianos. Sé de su gran corazón, de su entrega; se de lo terribles que pueden volverse cuando los provocan. Ver a Marte en su corazón me da un cierto escozor. Quién sabe lo que pueda surgir de allí...